Reseña: Matadero Cinco / Slaughterhouse-Five (Kurt Vonnegut Jr.)

Imagen
Imagen
Matadero Cinco es la novela más conocida de Kurt Vonnegut. Con algunos autores, su obra más conocida no es necesariamente la mejor y hay que bucear un poco más en su bibliografía para encontrar obras superiores. Pero si bien no he leído toda la obra de Vonnegut, que es bastante extensa, puedo decir que es difícil que haya escrito algo mejor que este libro. De hecho, es muy difícil encontrar un libro mejor escrito que éste, más conciso, más bello. Es como debería ser la buena literatura: te pega como un cross a la mandíbula. Es un libro sin puntos débiles, la obra de un escritor (o un boxeador, para seguir la analogía) al tope de sus capacidades.Matadero es la historia de Kurt Vonnegut y a la vez una historia fantástica. Trata (directa e indirectamente) con el bombardeo de Dresden por parte del ejército Aliado (USA y amigos) durante la Segunda Guerra Mundial. Una ciudad alemana que no era un objetivo estratégico, donde no había fábricas de guerra ni ejércitos. Una ciudad hermosa que decidieron destruir con bombas incendiarias, en una conflagración semejante a Hiroshima, pero que en la historia oficial se calla porque no había manera de justificarla. Y allí estuvo Vonnegut como prisionero de guerra, así que es el mejor tipo de narrador: el que estuvo ahí, pero que al ser testigo de tanto horror, sólo le queda la ficción como manera de darle sentido al hecho y describirlo. Y Vonnegut siente que tiene que alejarse del hecho para poder describirlo, para acercarse desde otro enfoque desde el que, quizás, duela un poco menos.La novela comienza con Kurt como personaje dentro de su novela, contando su experiencia de volver a Dresden muchos años después, y las secuelas en su vida. Pero a partir del segundo capítulo, es la historia de Billy Pilgrim, un joven débil y no muy brillante que cae como prisionero de guerra y es enviado a un campo de prisioneros y luego trasladado a Dresden, donde es testigo de lo mejor de la gente y de lo peor también. Pilgrim es un personaje cómico, casi un clown, y por ello aún más trágico. Varias veces durante la novela lo mencionan otros personajes: es como un bufón completamente fuera de lugar en ese teatro de muerte y dolor. Quizás Billy Pilgrim es un avatar de cómo se sentiría cualquier joven arrojado a la locura de la guerra. Es, al menos, la manera de Vonnegut de volver a esa época.Pero además, Billy Pilgrim está perdido en la corriente del tiempo. En vez de usar los flashbacks y flash-forwards que ahora son lugares comunes, Vonnegut los convierte en un elemento de la trama, al punto que Billy Pilgrim está en un momento en medio de la guerra y al instante siguiente su consciencia se ve trasladada a su futuro, al regreso de la guerra y en medio de su vida anodina. Y viceversa, regresa desde su vejez cuasi-senil a los días en el campo de prisioneros. Pero no es un elemento estético nomás, hay un elemento de ciencia ficción usado irónicamente y toda una teoría del tiempo y la consciencia detrás de este recurso. Vonnegut es un maestro de escritores por cosas como ésta.A diferencia de lo que parecería por lo que vengo contando, Matadero-Cinco es un libro muy divertido. Te hace reír a carcajadas por momentos, y después uno se siente un poco mal, y finalmente triste, con un dejo agridulce. Así es el humor del libro (y el humor de Vonnegut en general): un humor negro pero sin maldad, que refleja la crueldad del mundo, pero que viene de un lugar de inocencia.

Puntaje completamente subjetivo: 10/10

Te va a gustar si te gustan:

  • Las historias con una voz de autor potente.
  • El humor negro.
  • Un toque de ciencia ficción.
  • La paz.
  • La literatura posmoderna.